viernes, 26 de septiembre de 2014

Día 23 Negación...no, Divagar

Empezaré por la negación, donde me veo que aún me encuentro de hecho, al estar en la montaña rusa, explicada en el post anterior, me doy cuenta que a pesar de estar avanzando, al estar reconociendo toda la maraña que hay en mi mente, todavía me cruzo con pensamientos relacionados a esta primera etapa del duelo psicológico, y aquí pienso tratarme, tratarme bien, con todo mi apoyo para seguir desenredando todo lo que he aceptado y permitido, pensar, desear y actuar.

...Me detuve un momento para buscar una guía en forma de preguntas para la promoción de la aceptación, y lo que puedo observar, es como de hecho, me estoy negando a escribir acerca de la negación.

He tratado el tema del orgullo, el cual veo que es demasiado amplio, el ego, mi ego, es lo que mas me ha movido/me mueve dentro de este tema de la separación, al negarme a creer, a ver que ya no hay vuelta atrás, que lo hecho, hecho está, y mi respuesta hacia este "dicho", es de ira, me molesta el leerlo, el que me lo digan, al pensar y defenderme abierta o secretamente (para no sentirme hostigado), que "los demás" no saben "toda la historia", que es muy simplista el querer responder con un dicho, que yo puedo... Hasta aquí dejo por el momento de "darle cuerda" a mi mente, para tratar lo expuesto con el perdón a uno mismo, que es como me apoyo de verdad, y no al "vomitar" lo que "me dice mi mente", ya que veía que mi deseo es encontrar una solución, o un apoyo, para reafirmarme que todavía "yo puedo" regresar con "A", que si "le hecho ganas" y trabajo en mis pensamientos, lograré mi objetivo... y me sigo negando a aceptarlo y dejar ir, pensando que soy inteligente para resolverlo, que ella me sigue queriendo, y que solo es cuestión de que cambie mi enfoque, que vea este problema de diferente ángulo para encontrar la salida. Me disgusta y rechazo el pensar o ver, que haga lo que haga, no hay vuelta atrás, y a esto me viene la inteligente idea, de que efectivamente, no hay vuelta atrás, por eso lo que "yo quiero" es que se me de una oportunidad...

Estoy "tentado" a borrar lo que he escrito, y a escribir de nuevo de una manera mas estructurada, con la idea de que así, si lo llega a leer "A", reconsidere el regresar, o mas "inteligentemente dicho" el que considere el caminar a mi lado, pues sería lo mejor para ambos... A esto me refiero con el "darle cuerda" a mi mente y "vomitar" lo que venga... Repito, esto no es de apoyo, pero no lo borraré para poder perdonarme lo que mantengo "enrollado" en mi mente, en agenda secreta. Siento que quiero sacarlo y escribirlo, pero de nueva cuenta, lo mejor es empezar con mi perdón a uno mismo, y así que "salga" para trabajar con ello, y no solo buscar el expresarme de manera "inteligente o estructurada", para obtener aceptación de quien lo lea, en especial de "A".

Me perdono a mi mismo por aceptar y permitir el querer usar nuevamente mi escritura, para buscar la aprobación de los demás, y que "me apoyen" en mi búsqueda de querer regresar o establecer un acuerdo con "A", en vez de darme cuenta que al motivarme por interés personal a escribir mi perdón a uno mismo, lo único que logro, es el seguir enredándome en mi mente, al querer convencerme y querer convencer a los demás, de que tengo razón para seguir en mi búsqueda de un acuerdo con "A", siendo que el objetivo de este ejercicio es el dejar ir los deseos, pensamientos y actitudes, tales como: buscar, querer, convencer, donde solo apoyan el alimentar mi ego, que como he visto, es lo que mas me ha movido/motivado para actuar, hablar y pensar, al defender mi persona, mi personalidad, para mantenerla y fortificarla.

En y cuando me vea queriendo, o usando mi escritura para buscar aprobación de regresar a mi relación pasada y/o establecer un acuerdo con "A", me detengo literalmente de escribir y respiro, me regreso a mi realidad y me recuerdo que para poder liberarme de las conductas, pensamientos y acciones que no me apoyan, he de trabajar en honestidad conmigo mismo y utilizar la herramienta básica del perdón a uno mismo, con las declaraciones correctivas y compromisos, para darme dirección, al reconocer estos patrones donde me he permitido participar y no repetirlos.

Me comprometo a utilizar adecuadamente mi escritura para cumplir con el objetivo de la misma, el cual es analizarme y corregirme, sin buscar interés personal.

Me perdono a mi mismo por aceptar y permitir negarme abiertamente a tocar el punto de la negación, al dejarme llevar por mi mente y querer en cambio, utilizar mi escritura para querer convencerme y a los demás, en vez de darme cuenta que al no tocar directamente el punto y empezar a trabajar con el, solo aumento mi resistencia y alimento mi mente, al querer "darle la vuelta" a mi responsabilidad de corregirme al escribirme.

En y cuando me de cuenta que empiezo a evadir tocar un punto, al empezar a escribir de mas, sin enfocarme en el perdón a uno mismo, me detengo de mi escribir y respiro, me regreso a mi realidad y me recuerdo que lo que mas me apoya/que como me apoyo mas, es al desatarme de los patrones en los que he participado, al utilizar el perdón a uno mismo adecuadamente, sin entrar a trenes de pensamiento, donde solo busco como mi mente, mantenerme ocupado para no "atacar" directo al punto.

Me comprometo a seguir atento a mi escritura para detectar y detenerme cuando estoy queriendo o utilizándola a mi favor con fines meramente egoístas donde no considero lo mejor para todos.

Dejaré aquí por hoy, y mantendré mi escrito como recordatorio de que al solo divagar en mi mente y en mi escritura, alargo mas mi auto-corrección.



2 comentarios:

Alfonso Pérez dijo...

Cool Carlos por tu introspección/aplicación

Carlos Rivera Juraidini dijo...

Saludos Alfonso, aquí estoy